viernes, 26 de mayo de 2017

El paganismo entre los godos

El paganismo godo fue una religión exclusivamente tribal. El culto regulaba la vida en los hábitats rurales (“kuni”). Cada unidad tribal bajo el mando de su jefe militar (“reiks”), tenía su propio objeto pagano de adoración (estatuas o postes de madera), que iba acompañado de sus sacerdotes y sacerdotisas (en el lenguaje bíblico de Ufila, la palabra usada para sacerdote es “gudja”, que deriva de “...gudis” o Dios. Cuando en el año 376 cruzan el Danubio, ya supuestamente convertidos al cristianismo, esconden sus postes sagrados y sus sacerdotes paganos (Eunapio, “Historiae”, fr. 2). Estos sacerdotes únicamente existían en el lugar de permanencia del líder o “reiks” de la tribu, que los controlaría a su antojo, y no en todos los pueblos o aldeas (“Gesta concilii Aquileiensis”, ep. 2.10). Las estatuas o postes de madera representarían los ancestros de los lideres y “potentes” (los “Anses” que menciona Jordanos), y de todo el conjunto de la tribu. Atanarico ordenó construir un objeto de culto y lo hizo peregrinar sobre un carromato ceremonial, por todo el territorio tervingo, obligando a todos los tervingos a adorarlo, después del año 369 y en el contexto de su persecución anticristiana (Sozomeno, “Historia eclesiástica”, VI, 37.13). Este objeto no sería el único para toda la tribu sino que debió de ser aplicado separadamente a cada comunidad tribal o “kuni”, y el culto del mismo fue secreto y sañudamente salvaguardado a los forasteros. Amiano Marcelino relata cómo antes de la batalla de “Ad Salices” en el año 337, los godos comenzaron la lucha gritando alabanzas y elogios a las hazañas y hechos de sus antepasados (“Historia”, XXXI, 7.11).
Los Godos, de Fernando Domínguez Hernández



lunes, 22 de mayo de 2017

Ajuares de tumbas visigodas

En las tumbas visigodas no era frecuente encontrar armas en los enterramientos de guerreros, razón que sigue siendo un misterio a día de hoy, especialmente cuando hablamos de una sociedad guerrera como la goda. Aún así en algunas necrópolis se rompe esta tónica común y los muertos fueron enterrados junto a sus ajuares y armas. Principalmete abundan las puntas de lanzas , fibulas, sax y algunas spathas.
A la imagen del sax encontrado en el valle de Henares (Madrid) del siglo VII. Le acompañan algunas imágenes recreando un enterramiento longobardo gracias al grupo de recreación italiano de: la Fara Aduinson

miércoles, 17 de mayo de 2017

Nerthus la diosa Njord de Tacito, y la virgen del Rocio.

Resulta mas que curiosa la Coincidencia de la similitud entre el culto a la diosa Nerthus descrito por Tacito en su Germania, donde los pueblos de del norte de esas tierras, sacaban en "procesión" una imagen tallada en madera en un carro tirado por vacas blancas recorriendo los pueblos próximos hasta que regresaba nuevamente a su isla santuario. Con las actuales tradiciones rocieras, entre las que se encuentra una peregrinación de la virgen del Rocío en un carro tirado por bueyes. Simple coincidencia?, o como mucha gente sostiene reminiscencias de deidades matriarcales de las poblaciones pre indoeuropeas de Europa.
No pretendo con esta comparación mantener una teoría insostenible que vincularía el mundo germánico con el andaluz, pero si que es muy posible la existencia de una tradición ancestral pagana antiquísima, mantenida desde hace siglos y absorbida por el mundo cristiano peninsular


jueves, 14 de abril de 2016

Visigodos en la feria del libro de Toledo

El próximo viernes 22 Ediciones Covarrubias, Eroski y Cityplan organizan una "Feria del Libro" en el centro comercial Luz de Tajo. Allí estarán varios autores toledanos para firmar ejemplares, charlar y disfrutar de una tarde magnífica.
Los visitantes podrán disfrutar de la asistencia de varios grupos de recreación histórica que amenizaran la tarde mostrando con sus ropas como eran aquella Hispania bajo el reinado de los pueblos del norte, en este caso visigodos entre los siglos V y VII.
Si queréis pasar un rato muy godo y muy toledano, ya sabéis... El esplendor del Reino Visigodo de Toledo y muchas más cosas os esperan


martes, 12 de abril de 2016

Principales necrópolis visigodas en su área de asentamiento tras la derrota de Voullie principios del siglo VI

(..) A nuestro juicio resulta del todo indiscutible que los ajuares de tipo danubiano documentados en un buen número de necrópolis castellanas indican una presencia real de población inmigrante de tipo germánico (y gentes asociadas, o mejor dicho, en una parte muy localizadas de ella como es la meseta central. (..) En efecto, existe toda una serie de elementos de adorno personal cuya derivación directa de prototipos provinciales hispanos es altamente improbable, y que además tiene su paralelo en yacimientos semejantes del área danubiana, gala, y ostrogoda.


Debe resaltarse el contraste que supone la aparición de ajuares germanos orientales dentro de un área muy determinada del centro de la península,- restringida de hecho a las provincias de Madrid, Toledo, Segovia, Guadalajara, Zaragoza, Palencia, Soria y norte de Caceres. Los hallazgos arqueológicos demuestran que el impacto mayor de este asentamiento parece haberse dado en la zona central de la meseta castellana, en las actuales provincias de Madrid, Segovia, y Toledo. (..) 

La presencia germánica en Hispania en el siglo V – Jorge López Quiroga